Informe 2021 > Nuestras cuentas > Ingresos

Leve recuperación de fondos públicos y privados

Evolución de los ingresos

Los datos que incluye este informe corresponden a los años 2019 y 2020. En ellos se aprecia una subida de ingresos tanto públicos como privados. Tal subida se produce después de una década de debilitamiento progresivo de esta política pública. La subida, por tanto, es positiva, aunque aún es insuficiente

Teniendo en cuenta la bajada de ingresos producida a partir de 2010, cuando pasaron de 817,3 millones de euros a los 530,52 y que continuaron en los siguientes años, se aprecia cierta la mejora, aunque aún no se ha recuperado el nivel más alto de la serie histórica conseguida en 2020 con 476,52M€. 

 

En 2019 las entidades globalmente ingresaron 677,86 millones de euros, de los cuales el 52% correspondían a fondos públicos (352,26 millones de euros) y 48% a fondos privados (325,6).

Algo parecido ocurrió en 2020, con un ingreso global de 733,39 millones de euros. Un 54% del total (396,61 millones) correspondientes a fondos públicos y un 46%, privados (336,78).

Los datos muestran un aumento en los fondos públicos de un 14% con respecto al informe anterior de 2019; es decir, pasamos de casi 299 millones a 396,61. Es importante señalar que la mayor parte de esa subida proviene de organismos internacionales, a los que le siguen los organismos europeos (que suponen el 35% del total en 2020), los fondos autonómicos y locales y, por último, los nacionales. Por tanto, aunque aumentan los fondos estatales, no lo hacen la misma medida que otros recursos públicos y se quedan en el 15% del total. 

Por tanto, la subida de fondos públicos estatales, aunque positiva, es aún insuficiente para recuperar la década perdida de la cooperación. También es insuficiente para alcanzar el compromiso del Gobierno de alcanzar el 0,5% de la Renta Nacional Bruta para esta política pública a final de legislatura.

El enorme impacto de la pandemia en todo el mundo, especialmente a las personas en situaciones más extremas, el incremento de los conflictos internacionales y la consecuencias del cambio climático, exigen un mayor compromiso con la cooperación. España debe demostrar mayor liderazgo en una política pública determinante para garantizar los derechos humanos y vidas dignas en entornos saludables

¿De dónde provienen los fondos públicos y privados?

Tras la caída de ingresos públicos de ámbito nacional e internacional en los últimos años, se percibe una recuperación paulatina. Con respecto al último informe, donde se observaba que el grueso de ingreso estaba concentrado en los fondos privados, en los dos años analizados han cambiado uno poco la tendencia y casi se igualan (los fondos públicos son un poco mayores que los privados). 

Es importante señalar que la mayor contribución proviene de organismos internacionales, le siguen los organismos europeos, después los fondos autonómicos y locales y, por último, los nacionales. Esto demuestra que el esfuerzo que el Gobierno español puede hacer para apoyar esta política pública puede (y debe) ser aún mayor.

Los fondos públicos que más dinero aportan a las entidades son los de carácter internacional (30% del total en 2019 y 35% en 2020), destacando “EU Civil Protection & Humanitarian Aid – ECHO”  que aportó casi el 20% de los ingresos de este tipo entre ambos periodos a 11 ONGD (60,4 M€, en 2019, y 83,2 millones en 2020).

Los organismos multilaterales, de ámbito europeo, han cobrado relevancia en 2020 poniéndose a la cabeza en cuanto a aportaciones con 165,1 millones de euros. Pese a que en 2019 suponía el 10% de los ingresos por fondos públicos, el pasado ciclo alcanzó el 42%. Fueron 47 las entidades que recibieron este tipo de ingresos (del total de 71) con una retribución media de 165 millones cada una.

Pese a que no son las que más dinero aportan, las comunidades autónomas y entidades locales están presentes en la mayoría de los balances: reparten fondos al 90% de las entidades. En 2019 la cifra alcanzó los 90,5 millones de euros y en 2020, 84,5 millones. El compromiso autonómico y local con la cooperación ha crecido en los últimos años; aunque ha disminuido un poco en el último período.

Por último, los organismos nacionales suponen de media un 15% del total de los ingresos de carácter público. Esos fondos provienen en su mayoría en la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). En 2019 fueron 51,5 millones de euros y en 2020, ascendieron a 51,1.

Tras la caída de subvenciones públicas en el año 2010, las ONGD que colaboran en la elaboración de este informe han indicado la gran importancia de los fondos de origen privado, en particular de las cuotas periódicas de particulares, apadrinamientos y entidades privadas. En 2019 y 2020 estas últimas supusieron el 50% del total de ingresos privados que se eleva a 325,6 millones y 336,8, respectivamente. 

En importancia y volumen, le siguen en la misma de serie de la década los donativos puntuales de entidades privadas (2019: 70,7 M€  y 2020: 74 M€), Otros ingresos de fondos privados (2019: 46,8 M€ y 2020: 38,4 M€) y las subvenciones, convenios o patrocinios (2019: 26,1 M€ y 2020: 34,3 M€).

Las partidas de menor cuantía son las derivadas de la venta de merchandising, publicaciones, comercio justo y los relacionados con una prestación de servicio.

En el siguiente gráfico se visualiza el total de ingresos de cada ONGD desglosado según su origen. Usa el selector para cambiar de organización o ver todas y pulsa en las barras para ver más detalles. Puedes volver al primer nivel pulsando en el rectángulo gris de arriba:

Farmamundi con AECID | Irak

Ingresos por ONGD

Puedes consultar directamente las cuentas de cada una de las ONGD en 2019 y 2020 en el siguiente gráfico. Pulsando en la barra correspondiente verás más detalles:

 
Ir arriba